La blogger Joanna Goddard hizó una recopilación de consejos que padres experimentados han compartido con ella. Psychologies y Datonovedoso eligieron los más útiles entre ellos. En realidad son fantásticos e inesperados ideal para padres de familia con problemas.

  1. Si tu niño se ha caído pregúntale rápidamente “¿Te duele o estás asustado?“. Con mucha frecuencia los niños se asustan o se confunden. Si está asustado, cuéntale una historia de cómo una vez tú o tu pareja (o tío, o alguien de la familia) se cayó de forma similar cuando estaba pequeño. Los pequeños adoran este tipo de historias, les ayudan a mantener el buen ánimo.
  2. Si toda la familia vuela junta de vacaciones, es mejor que uno de los dos padres se siente cerca al niño y otro lejos, intercambiando lugares cada dos horas. Es un truco muy bueno para hacer que el viaje de todos sea más tranquilo..
  3. Si quieres atraer la atención de los niños cuando están sentados a la mesa o en cualquier otra parte empieza lo que vayas a decir con ”Ya te he contado acerca de…
  4. Aprende a dibujar algunas figuras de animalitos, como por ejemplo una rana, un pajarito o algun objeto como un avión o una muñeca. Los niños te pedirán que los dibujes una y otra vez.
  5. Un cronómetro es un excelente motivador, cuando necesitas que tu hijo se ate los cordones de los zapatos, acabe de comer algo que aún está en el plato, o limpie su habitación, en pocas palabras, cuando quieres que haga LO QUE SEA pero más rápido.
  6. Para evitar batallas eternas como “He dicho que te pongas tu abrigo que en la calle hace frio”, cambia las primeras palabras (he dicho que te pongas…), mejor di ”alza las manos“, — y luego sencíllamente ponle el abrigo.
  7. Inventa un ”día de la rosquilla” o “día de los dulces”. En vez de negarle las golosinas cada vez que te las pida, puedes decirle a tu niño “No, hoy no comemos dulces, comemos dúlces los miércoles, hoy comemos ….“. El ritual hará que el día sea algo especial, y los niños lo esperarán con ansias. También desarrollarán una cualidad muy importante: la paciencia.
  8. Se le puede pedir a los niños en edad preescolar que elijan y guarden un libro antes de un viaje largo en metro u otro medio de transporte. Eso les enseña a entretenerse por su cuenta. Los mejores libros para este tipo de situaciones son aquellos en las que hay que buscar al personaje principal, un objeto, o con dibujos.
  9. Por lo general, los niños son reacios a tomar agua o hacer pipí. Pero incluso si dicen ”no”, al ponerles un vaso de agua en frente o llevarlos al baño, harán lo que hay que hacer.
  10. No sólo es importante estar físicamente cerca del niño, sino que además sienta que él es importante para tí. Cuando llegues a casa luego del trabajo, dentro de lo posible, deja el teléfono en el bolso o en el maletín, y pasa tiempo con tu niño (10 minutos o una hora, dependiendo de tus circunstancias). Incluso si estás cansado y estás de mal humor, si has tenido un día dificil en el trabajo, olvídate de todo por un rato y habla con tu hijo antes de ocuparte de las tareas domésticas. Por ironías de la vida a veces los niños mismos están demasiado ocupados para pasar tiempo contigo, pues están muy concentrados jugando pero es importante que sepan que estás disponible en el momento que ellos quieran hablar.
  11. Puedes inventar un juego: cada fin de semana ve a un mercado y pídele a tu(s) niño(s) elegir un nuevo tipo de verdura. Por lo general hacer eso les gusta mucho. Ya en casa puedes preparar junto con ellos nuevas recetas, de paso les enseñas a comer saludable, y no temer a lo nuevo.
  12. Cepillar los dientes es una de las tareas menos apetecidas por los niños. Propónle a tu niño elegir una canción y cantarla mientras se cepilla. Por un lado la canción lo distraerá, porque conoce la letra, y por otro, eso funciona como un temporizador con el que sabrá cuánto tiempo más debe cepillarse.
  13. Los niños que tienden a intranquilizarse encontrarán más facil manejar la angustia si cada mañana creas el hábito de que te cuente lo que hará durante el día. Por ejemplo si ese día pasará algo que podría ser difícil para tu hijo, puedes darle tiempo de preparararse psicológicamente para eso: “Esta tarde vamos a una fiesta infantil, habrá muchos niños menores que tú, y deberás tener un poco de paciencia con ellos ¿vale?”
  14. Todos sabemos que limpiar la habitación no es la actividad favorita de los niños, pero les encanta ayudar con otras tareas domésticas: sacar la basura, descargar la lavaplatos, aspirar, limpiar la estufa, etc. Sólo debes averiguar qué le gusta a tu hijo. Empieza con tareas pequeñas, por ejemplo permítele que saque la ropa de la lavadora, y ordenar los calcetines por pares. Si no tienes algo que pueda hacerpero necesitas veinte minutos para ti, inventa una tarea (que debe sonar como algo serio): “Necesito pasar todas estas nueces del paquete al plato, ¿me ayudas?”.
  15. Si el niño empieza una pataleta durante una caminata, propónle andar de otra manera: caminar de otra forma, marchar, saltar, como un sapito, andar de lado, como un pingüino, etc.
  16. Es una buena idea invitar a la fiesta de cumpleaños tantos invitados como años cumple el niño, es decir, un año — un invitado, y así sucesivamente. Así, el día no estará sobrecargado de emociones y será más facil para tí y para él pasarla bien.
  17. Pasa por la escuela de tus hijos a la hora del almuerzo (sin avisar) y vayan juntos a comer. Eso estrecha mucho las relaciones entre padres e hijos, y para él o ella será toda una aventura que recordará por mucho tiempo.
  18. Cuando vayas con tu hijo al parque infantil, lleva al menos dos juguetes más para los nuevos amigos. Por lo general los niños juegan juntos al principio, uno cerca del otro, pero después empiezan a jugar juntos.
  19. Siempre que te vayas, despidete de tu hijo, es muy importante despedirse aunque él o ella llore un poco.

Autor de la fotografía: Katya Antonova
Traducción y adaptación: Datonovedoso