5 arrepentimientos al momento de morir.

Este es el relato de una enfermera quien durante años ha trabajado en cuidados paliativos. Ella menciona “mis pacientes eran los que habían ido a casa a morir”. He compartido algunos momentos increíblemente especiales. Les acompañé entre las tres y las doce últimas semanas de sus vidas.

 

La gente madura mucho cuando se enfrentan a su propia muerte. Aprendí a no subestimar nunca la capacidad de una persona para crecer, porque hasta en los últimos momentos de vida, esto puede llegar a suceder pasan por todos los emociones, tristeza, miedo, alegría, esperanza y por todo los estados de ánimo,  generalmente inician en el resentimiento, avanzan al remordimiento, negación y finalmente llegan a al regalo maravilloso de la aceptación sin embargo, cada paciente encontró su paz antes de partir, cada uno de ellos.

Cuando se les preguntaba sobre aquello de lo que se arrepentían o sobre cualquier cosa que hubieran hecho de manera diferente, las respuestas similares surgieron una y otra vez. Estos son los cinco arrepentimientos más habituales, tu que estás a tiempo utiliza la vida que te queda para que en tus últimos minutos no repitas la historia.

  1. Ojalá hubiera tenido la valentía de vivir una vida fiel a mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.
  2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro y hubiera disfrutado más de la vida y el dinero que gane trabajando
  3. Ojalá hubiera tenido el coraje para expresar mis sentimientos
  4. Me hubiera gustado mantener más el contacto con mis amigos
  5. Me hubiese gustado permitirme a mí mismo ser más feliz, haciendo lo que quería y trascendiendo temores que me paralizaron.

Cuando uno está en su lecho de muerte, lo que los demás piensan de ti está muy lejos de tu mente. ¡Qué maravilloso es ser capaz de recuperar la sonrisa mucho antes de que uno se esté muriendo!
La vida es una elección. Es su vida. Elija conscientemente, elija con sabiduría, elija con honestidad. Elija felicidad.

Déjanos tus comentarios…