5 descubrimientos que posiblemente te arruinen el día

Si no fuera por la ciencia, no estarías leyendo este texto, ni siquiera habría una esperanza de vida tan alta en la actualidad, ya que actualmente cuentas con los medicamentos y tratamientos médicos con los que la gente ni soñaba hace siglos.

 

La ciencia es responsable de las maravillas modernas, pero a veces le gusta arruinar algunos de nuestros vicios. Los científicos trabajan constantemente para demostrar que muchas de las cosas que hacemos en un día a día no son tan buenas como parecen; y hoy te traemos algunos ejemplos de eso:

EL VINO NO ES TAN BUENO COMO TE LO IMAGINABAS:

En los últimos años, se ha hablado mucho acerca de los beneficios del vino tinto. Muchos estudios anteriores han demostrado que estos beneficios provienen de una sustancia llamada resveratrol, que puede prevenir enfermedades del corazón, mentales, coágulos y accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que el resveratrol no es tan bueno como se creía. En un estudio de 16 años en Italia, científicos demostraron que los niveles de resveratrol “no muestran ninguna asociación protectora evidente contra las enfermedades y los marcadores de enfermedad en los seres humanos y no están relacionados con la esperanza de vida”; es decir, beber vino para prevenir la enfermedad es lo mismo que comer galletas y agua salada antes de acostarse.

Aunque en realidad puede traer algunos beneficios en, no es un elixir de la vida como muchos lo han manifestado al elogiarlo.

¿EL CHOCOLATE AMARGO SI ES TAN SALUDABLE?:

Muchos creen que el chocolate negro, debido a la presencia de flavonoides, es bueno para la salud, especialmente en relación a la leche tradicional. Los científicos todavía están estudiando los beneficios de los flavonoides, y los resultados hasta el momento no son concluyentes. Resulta que muchos estudios de chocolate pro-amargo fueron financiados por empresas que tenían un interés en la venta de alimentos, que son generalmente más caros que el chocolate normal. Así que no se puede decir que sea malo, sin embargo, hasta ahora no se han podido mostrar resultados concluyentes que muestren que es bueno.

LAS MARATONES DE SERIES DE T.V NO SON TAN BUENAS COMO SE PENSABA:

Cada vez son más comunes en la sociedad actual; por lo tanto, no debería sorprendernos que llame la atención de los científicos. ¿Has llegado a sentarte un domingo entero a verte la maratón de los Simpson? Probablemente sí, pero la ciencia ha demostrado que podría llevarte al suicidio.

En una investigación realizada por científicos de la Universidad de Texas, EE.UU., se encontró que las personas que ven series o películas compulsivamente son más propensas a desarrollar depresión y vivir una vida solitaria, y lo peor es que entre más padezcan de estos sentimientos; más van a recurrir a ese tipo de hábitos. Que es lo mismo que ocurre con las personas que beben o comen compulsivamente.

Las cosas se complican cuando realmente uno se siente culpable por el aplazamiento de responsabilidades por continuar viendo interminables temporadas de la serie. La situación se agrava cuando los propios servicios, como Netflix, alientan este tipo de comportamiento, ya que el próximo episodio comienza 15 segundos más tarde.

SOÑAR DESPIERTOS; BUENO, DEPENDE DE LO QUE ESTÉS HACIENDO:

Y para terminar de arruinar tu día, los investigadores tuvieron la idea de estudiar los tiempos aparentemente inofensivos cuando pretendemos pensar en algo diferente en el descanso del trabajo. Un estudio encontró que las personas pasan en promedio casi la mitad de sus horas pensando en algo distinto de lo que están haciendo; estos pensamientos pueden ser perjudiciales.

Cuando lo hacemos, tenemos la tendencia a viajar al pasado o futuro. El primer caso conduce a posibles remordimientos, mientras que el otro genera un miedo a lo desconocido.

Los científicos encontraron entre más divague nuestra mente, más pensamientos tristes podemos tener. El estudio mostró que las personas tienden a soñar despiertas cuando están trabajando en casa en su computadora, o en el baño.

El secreto consiste en centrarse básicamente en lo que se debería estar haciendo en este momento.

Déjanos tus comentarios..