6 Cosas que tienes que dejar de hacer para ser más eficiente

Entre estar ocupado y ser productivo hay una gran diferencia. Trabajar lo más duro posible no siempre representa el camino al éxito. A veces, trabajando menos se pueden lograr mejores resultados.

Datonovedoso te ofrece una lista de 6 puntos comprobados científicamente sobre qué deberías dejar de hacer si quieres obtener el mayor provecho de tus acciones.

1. Deja de trabajar horas extras.

Tu productividad se mantiene en nivel alto con justamente 40 horas laborales a la semana, no más. Aún en el lejano 1926, Henry Ford, el fundador de Ford Motor Company, hizo un experimento que comprobó la mayor eficiencia de tal horario.
Para aumentar la productividad también es muy importante dormir bien, lo cual está comprobado por una gran cantidad de experimentos científicos. Así en un artículo para Alternet, Sara Robinson mencionó una investigación llevada a cabo por militares de Estados Unidos: se descubrió que dormir una hora menos cada noche a lo largo de una semana provoca un daño equivalente a 0,10 gramos por mil mililitros de alcohol en la sangre.
Así que si quieres aumentar tu productividad, no trabajes de más y duerme bien, esta es la primera regla.

2. No digas que sí demasiado seguido.

De acuerdo al principio de Pareto, el 20% del esfuerzo produce el 80% del resultado, y el restante 20% del resultado se obtiene con el 80% del esfuerzo. Concéntrate en los esfuerzos que te dan el 80% del resultado y deja de decir que sí a todo aquello que no te produce eficiencia. “La diferencia entre las personas exitosas y muy exitosas es que las personas muy exitosas dicen que no a casi todo“, decía Warren Buffet.
Decir no es más difícil, pero hay un método interesante: la investigación publicada en Journal of Consumer Research en 2012 detectó que decir ”no puedo hacerlo“ y “no lo hago” no es lo mismo. Una simple modificación de la frase atenúa el conflicto interno y permite sentirse más seguro. Así que la próxima vez que te tengas que abstener del consentimiento, intenta decir ”no lo hago“ y el resultado no te hará esperar.

3. Deja de hacerlo todo por tu cuenta y permite que te ayuden.

Recuerda que siempre hay una posibilidad de pedir ayuda cuando la necesites. Es imposible hacerlo todo por tu cuenta. Si alguien puede ayudarte y hacerlo mejor, con toda la confianza deja que lo haga, además así tendrás más tiempo para concentrarte en otros asuntos importantes.
¿No le quieres confiar a nadie tu tarea, y no hay nadie para ayudarte bien? El neuropsicólogo clínico David Nowell asegura que para el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) existe el siguiente tratamiento: la persona afectada empieza a hacer más cosas y de manera más productiva cuando alguien más se encuentra en el mismo lugar que ella. Así que intenta pedirle a alguien que te acompañe para apoyarte; sin embargo, no para supervisarte.

4. Deja de ser perfeccionista.

”Cuanto más perfeccionista es el profesor, menos productivo es él mismo”, cree el doctor Simon Sherry, profesor de psicología en la Universidad de Dalhousi quien llevó a cabo una investigación sobre el vínculo entre el perfeccionismo y la productividad.
Estos son algunos de los problemas que tienen las personas perfeccionistas:

  • Gastan en una tarea más tiempo del permitido.
  • Esperan un momento ideal para empezar. Pero en los negocios, si es el momento perfecto, ya llegaste tarde.
  • Se pierden el panorama completo concentrándose en los detalles.

Recuerda que el momento perfecto es justo ahora.

5. Deja de hacer lo mismo: automatiza la rutina.

De acuerdo a la investigación de Tethys Solutions, varios grupos de 5 personas que gastaban 3%, 20%, 30% y 70% de su tiempo en las tareas repetitivas, dentro de dos meses ya perdían respectivamente 3%, 10%, 15% y 10% de su productividad.
Muchas veces las personas se olvidan de que el tiempo es dinero. Si entiendes que gastas demasiado tiempo en las tareas repetitivas, inventa una solución que te libre de la ejecución de las mismas o automatice la rutina. Si no logras pensar en algo, puedes contratar un experto que te ayude en eso. Es mejor gastar una cantidad de dinero que gastar tu tiempo en vano. Recuerda que el tiempo es el recurso más valioso que tienes.

6. Deja de trabajar un minuto y tómate un tiempo para no hacer nada.

Es muy importante distraerse a veces de todas las preocupaciones, salir a dar una vuelta y estar solo. Algunas investigaciones destacan que una cierta dosis de soledad hace a las personas más capaces de empatizar con los demás. Es indiscutible que un aislamiento demasiado prolongado puede perjudicar la salud, pero también necesitamos alguna cantidad de tiempo para asuntos personales (por ejemplo, los adolecentes lo necesitan para tener éxito en la escuela y en sus pasatiempos).
Es importante para nosotros encontrar un tiempo para reflexionar. A veces encontramos soluciones cuando no las estamos buscando.

Fuente: medium
Traducción y adaptación: Datonovedoso