6 Factores importantes para elegir el nombre de un bebe

Una de las discusiones más habituales entre futuros padres es la de elegir un nombre adecuado para sus hijos. En ocasiones este proceso es más rápido que en otras, por ejemplo si se pone el nombre de un familiar como el abuelo o la abuela, pero cuando se parte desde cero es un poco más complicado.

En este artículo vamos a presentar 5 factores importantes a tener en cuenta durante la elección del nombre de un bebe. ¿Quieres conocerlos?

6 Factores importantes para elegir el nombre de un bebe

1. Combinación con apellido

Quizás esta es una de las cosas que primero comprueban los padres al ponerle nombre a sus hijos. ¿Cómo quedaría el nombre con el apellido? Esto resulta importante si no queremos encontrarnos con desafortunadas coincidencias que puedan resultar molestas para nuestros hijos más adelante. Por poner un ejemplo, recuerdo que uno de los libros de matemáticas que estudiaba en el instituto, tenía como autora a una mujer llamada “Zoila Pena”. Esta desafortunada combinación fue origen de risas durante todo el curso entre mis compañeros y aunque es triste que seamos capaces de reírnos de cosas así, es bueno tener en cuenta las consecuencias de ello.

2. Las modas son sólo modas

Muchos padres deciden poner el nombre a sus hijos únicamente porque están de moda en ese momento. De repente, nombres que nunca se habían puesto demasiado, comienzan a ser asignados a miles de niños en muy pocos años. El problema de las modas de nombres es que cuando tu nombre esta de moda, siendo joven, está bien, suena bien; pero cuando creces, te haces adulto y nadie más se pone ese nombre, pasa a formar parte de los nombres de “gente mayor” nombres que ya no se ponen y que quedan un poco anticuados. Algo así como llevar pantalones de campana en el 2015. Aunque siempre se ha dicho que todas las modas vuelven, a veces no conviene arriesgarse. Sobre esto hay un artículo imprescindible en whait but why en el que analizan el apogeo y ocaso de varios nombres-moda en Estados Unidos.

3. ¿Me lo repites por favor?

A veces queremos ser tan originales que ponemos nombres únicos y difíciles de entender. Nuestro objetivo es la originalidad, pero lo que conseguimos es tener que repetir el nombre varias veces para que nos entiendan. Esto, según como lo mires no está del todo mal, tener un nombre original y diferente te distingue del resto de personas, pero es un incordio cada vez que te preguntan por él para realizar cualquier tipo de trámite. También ocurre esto con los nombres extranjeros, por ejemplo, el nombre ruso Svyatoslav puede sonar muy bien pero seguro que no lo escriben bien a la primera.

4. ¿A quién te refieres?

Otro tema a tener en cuenta es no poner un nombre al niño que comparta con muchos otros familiares como primos tíos o abuelos. De esta manera estarás evitando generar confusión en las reuniones familiares.

5. No demasiado largo

Los nombres compuestos están muy bien, yo de hecho tengo dos, pero más de dos es pasarse porque si además luego los apellidos son largos, el pobre niño será incapaz de rellenar un formulario a mano y tendrá que escribir con iniciales o con un tamaño de letra microscópico. (A mi me pasa y no es demasiado largo).

6. Ten cuidado con los nombres de famosos

Ponerle a nuestro hijo el nombre de un actor famoso o de un personaje de televisión puede parecer algo muy cool. Pero hay dos problemas, el primero de ellos es que quedamos a merced de lo que haga este personaje. Por ejemplo, imagínate que podría pasar con todas las niñas a las que les están poniendo el nombre de Daenerys (por Daenerys Targaryen de juego de tronos), si el personaje de repente pasara de ser un personaje bueno, poderoso y afable y se convirtiera en una mala p***. El segundo problema es que las series de televisión pasan de moda muy rápido y en poco tiempo puede quedar descontextualizado.

¿Tienes algún truco más que quieras compartir con nosotros? déjanos un comentario