A nuestro cerebro le gusta más la música triste que aquella que es muy alegre.

Esto puede parecer extraño porque normalmente nos gusta escuchar música que sean alegres y que nos haga hasta saltar, pero sin embargo la música triste nos hace sentir emociones que no podemos explicar. 

Según un estudio realizado por la Universidad de Berlín en el año 2014 indicó que las personas que les gusta este género les hace sentir que el cerebro se desahoga y se relaja debido a que esto les resulta gratificante y calma las emociones más profundas que hay en nosotros.

Otro estudio realizado por la Universidad de Limerick en Irlanda, contaron con la participación de 65 personas de edades comprendidas entre 18 y 66 años las cuales ya habían tenido alguna experiencia negativa en su vida y luego escucharon música triste. Luego cuando analizaron a cada uno de los participantes y el género de música que habían escuchado las respuestas se dividieron en: Las estrategias que tienen los participantes en escoger este tipo de música y el funcionamiento que cumple dicha música.

La estrategia de la música, explicaron que era el deseo de la conexión debido a que las personas buscan alguna canción que les suba el ánimo, es decir, la música triste puede transmitir algún mensaje de esperanza.

Según los científicos los placeres de escuchar música triste son:

1. La música ocasiona una atracción emocional para nuestro cerebro.
2. La música triste nos hace conectar de alguna manera con nosotros mismos pero de una forma tranquila y sedante.
3.  Las emociones que esto puede causar hace que entendamos mucho mejor la tristeza, es decir escuchar una música que te recuerde de el pasado te hace sentir mejor y encontrar la paz.
4. Asimismo la música triste despierta emociones más intensas que la música festiva y alegre.
5. Cuando escuchamos música triste nuestro cerebro produce una sustancia llamada prolactina, esta es la hormona que nos hace aliviar el dolor pero también nos hace sentir triste, funcionaría entonces como la forma de desahogo emocional. 

Te recomendamos: ¿Por qué suena tan genial nuestra voz en la ducha?
Ademas: ¿Sabías que la Música en el trabajo mejora la Productividad?