¿Por qué te despiertas a unos metros antes de que el bus llegue al paradero?

El Gerente de la Unidad del Sueño de la clínica Quirón (España) respondió esta inusual pregunta para una web ibérica.

Una experiencia cotidiana: duermes plácidamente en el bus (al menos lo intentas) y por arte de magia te despiertas a unos metros de tu paradero. ¿A qué se debe? ¿Tengo superpoderes?

La página Verne de El País consultó al director de la Unidad del Sueño de la clínica Quirón, Juan Antonio Pareja Grande, para resolver este enigma de la naturaleza humana.

“Normalmente es por entrenamiento. Es como cuando tienes que madrugar para coger un avión y te despiertas incluso antes de que suene el despertador”. Pareja agrega a su reflexión la complejidad de “relojes internos que no siempre se conocen muy bien”. A esto se suma el concepto de “GPS Cerebral“ Para ajustar el tiempo que estamos durmiendo.

La siesta en el bus durante el día no se compara con el sueño profundo por las noches. Pareja explica que “el sueño se regula de forma homeostática, de forma similar al hambre o a la sed”. Lo que hace nuestro cerebro es equilibrar la cantidad y calidad del sueño a lo largo del día, por eso no duermes durante horas en el bus, sino en lapsos de minutos.

Finalmente, despertarse por arte de magia no tiene mucho de “mágico” teniendo en cuenta la bulla y las sacudidas durante el viaje. Incluso, nuestro organismo no juega a favor de estas siestas, porque estamos programados para dormir de noche y a estar despierto durante el día.

Fuente: El Pais

Te puede interesar: Los riesgos de dormir con el móvil encendido