Dime qué escuchas y te diré quién eres

Entre los 12 y 19 años, el cuerpo experimenta una serie de cambios físicos y psicológicos que tienen como objetivo llegar a una forma adulta definida, en esta etapa la música tiene su mayor esplendor, puesto que, se ve reflejada como la principal manifestación de expresión e identificación de la personalidad. Para dar a conocer nuestra identidad, la música es un magnífico punto de referencia pues los seres humanos tenemos en nuestros genes un fenotipo que activa nuestra naturaleza musical.

El Dr. Stefan Kölsch, neurocientífico del Instituto Max-Planck de Alemania, llegó a la conclusión de que el cerebro humano está desarrollado para recepcionar y producir música. “Vemos en nuestros experimentos gente muy poco musical y que nunca ha tocado un instrumento, capaz de procesar la información musical que le presentamos de forma muy precisa y con gran exactitud”, indica el especialista.

Según Australasian Psychiatry Journal, una revista especializada en psicología, se puede deducir cómo es nuestra personalidad a partir del tipo de música que escuchamos. Está publicación encontró características similares entre los aficionados a cada género de música y dio a conocer la siguiente lista:

Rock and roll:

Un estudio de la Universidad de Warwick, Inglaterra, demostró que las personas que escuchan rock son más inteligentes que el resto. La tendencia la lograron tras entrevistar y seguir los hábitos de más de mil estudiantes en todo el mundo entre los 11 y 18 años con altas capacidades intelectuales.

Pop:

Un estudio realizado en Holanda asegura que los que escuchan hip-hop son los más descontrolados

Heavy metal:

Este género posee muchos estilos, por ello sus adeptos tiene características diversas como ser tiernos, tranquilos, creativos, carácter suave, amables, en paz consigo mismos, apacibles.

Música clásica:

Se le conoce como música docta por los grandes autores y composiciones que ha tenido, las personas que gustan de este estilo son tímidas, con gran inventiva.

Punk:

Posee este tipo de música una actitud independiente y amateur, sus partidarios son poco delicados y tienen una gran hiperactividad.

Rap:

Es un tipo de recitación rítmica, los que lo escuchan son poco sociables, extrovertidos, abiertos y con un alta autoestima de violencia.

Hip hop:

Movimiento artístico que tiene más música que el rap, sus seguidores son muy imaginativos, impulsivos y con gran energía.

Reggaeton:

Es un ritmo relajado, sus letras no contienen mensajes, los que gustan de este estilo son personas de mal vivir, Tienden a maltratar a sus mujeres, se visten como delincuentes, Un estudio realizado entre 5 mil personas revela que los amantes del reggaeton son menos inteligentes y tienen un coeficiente intelectual bajo.

Con todas estas descripciones, podemos descubrir ciertos rasgos de nuestras personalidades. No obstante, no significa que en todas las personas se aplique de igual manera, cada persona es un mundo, no existen dos similares. Así que, por más influencia que tengan los diferentes géneros musicales en el hombre, la identificación esencial que este siente ha definido nuestra historia como seres humanos.

Datos:

Una de los autores del estudio, Felicity Baker, mencionó que “no hay evidencia de que la música que escuches pueda llevarte a cometer suicidio, pero aquellos que son vulnerables podrían escuchar un determinado tipo de música”.

Toda la investigación recolectada está avalada por la Universidad de Leicester, Inglaterra, aunque actualmente Adrian North principal investigador es académico de la Universidad Heriot Watt de Edimburgo, Escocia.