La verdad sobre el verano y el invierno

Si alguien te pregunta ¿por qué en verano hace más calor y en invierno hace más frío? Quizás tu respuesta inmediata esté referida a que la órbita de la Tierra no es circular, y en verano hace más calor porque la tierra está más cerca del sol, a su vez, en invierno hace más frio porque la Tierra se aleja de su estrella. Este razonamiento, si bien parece lógico, es incorrecto, y la diferencia de temperatura no varía con respecto al cambio de distancia, sino que se debe más a un fenómeno propio de nuestro planeta.

Si nos ponemos a pensar, en muchos casos, cuando en algunos países las navidades se pasan con 40 grados de calor, en otros las temperaturas son tan bajas que la nieve cubre las calles. Esto no podría ocurrir si se debiera a la distancia con el sol, pues todos estamos en el mismo planeta.

Nuestra tierra gira en torno a un eje imaginario, un polo que atraviesa el centro de la tierra de punta a punta. Un giro completo tarda 24 horas, lo que nos marca los días. De aquí partimos para explicar las estaciones, pues el principal cambio se debe a que este eje no está en línea recta. El hecho de que sea así es porque, en sus inicios, se cree que un objeto masivo colisionó contra la tierra, lo que la hizo moverse de su centro.

Desde ese momento, y como la tierra gira alrededor del sol, su eje inclinado siempre señala en la misma dirección. Este es el motivo por el que diferentes partes de la tierra reciben rayos directos del sol en épocas distintas. Alrededor de Junio el polo norte será el que reciba los rayos del sol, y alrededor de diciembre será el polo sur el beneficiado.

Te puede interesar: ¿Sabías que el Polo Sur es mucho más frío que el Polo Norte? ¿Sabes por qué?