Se avecina una nueva revolución en la pantalla de tu ‘smartphone’. Apple presentó recientemente sus novedades para el MacBook por su 25 aniversario, pero la cosa no se queda ahí: su última patente nos permite hacernos una idea de cómo puede ser el futuro que espera a las pantallas de los móviles: una apuesta por la flexibilidad. Mientras tanto, Samsung, otro gigante de la telefonía inteligente, decide que la pantalla sea pantalla en el sentido más literal posible. Estas empresas y otras muchas ya están marcando las líneas generales de cómo veremos a partir de ahora las ‘apps’ y el resto de servicios que llevamos en nuestros bolsillos.

Ya se rumorea que Apple y Samsung presentarán el año que viene nuevos ‘smartphones’ en los que toda la parte frontal estará dedicada a la pantalla, es decir, nada de botones y probablemente con un borde casi imperceptible, por no hablar de otros elementos como el altavoz o una cámara frontal. Así, se espera que el Galaxy S8 tenga una pantalla que ocupe más del 90 % del frontal o que en el iPhone 8 desaparezca del todo el mítico botón Home (que ya en el iPhone 7 no es tal cosa) para incorporar el lector de huella dactilar directamente en la pantalla.

movil-flexible-2017

Las ventajas de la cerámica

De momento, todo son rumores, pero ya apuntan hacia dónde irá el futuro. Porque, además de estas dos compañías, hay otras muchas que apuestan por innovar en la pantalla. Es el caso de la china Xiaomi, que hace unas semanas presentó el Xiaomi Mi MIX, un prototipo en el que la pantalla ocuparía la mayor parte del espacio y, además, contaría con un material que últimamente se está poniendo de moda: la cerámica; una pieza fabricada con ella serviría para generar el sonido en sustitución del altavoz.

Los motivos para usar la cerámica son de lo más variopintos: es muy resistente, ligera y maleable. Además de su facilidad para conectar las antenas del teléfono con las radiofrecuencias, ayuda a eliminar el calor interno del ‘smartphone’.

No es la primera vez que Xiaomi apuesta por este material. El pasado mes de febrero presentaron una versión del Mi 5 Pro que lo empleaba para ser más ligero y con un acabado más elegante. También chino, el modelo de OnePlus X Ceramic fue una tirada limitada para aquellos que buscaban la sensación de lujo que proporciona este material.

movil-2017-2

Doblando y estirando

La cerámica ya es un elemento del presente, mientras que la flexibilidad parece ser otro de los caminos del futuro. Es precisamente Samsung la compañía de la que se esperan ciertas innovaciones para el próximo año en este sentido. La agencia Bloomberg publicaba hace unos meses que la compañía estaba preparando dos modelos con pantalla flexible para 2017, fuera de la familia Galaxy S. El primero de ellos se podría doblar por la mitad. El otro, en cambio, tendría una pantalla de cinco pulgadas que se desplegaría hasta convertirse en una de ocho.

La revolución de la flexibilidad, que sin duda haría destacar a la marca que apostara por ello frente a sus competidoras, va más allá de la pantalla, ya que también obligaría a que baterías y otros componentes fueran flexibles. En el mercado, el modelo curvado G Flex 2, de LG, olos modelos Edge de Samsung ya han dado los primeros pasos, aunque tímidos.

movil-flexible-2017-3

Si Apple, la gran rival de Samsung, se pone las pilas con la patente que ha registrado, la ruta que se abre parece muy interesante. Su diseño se basa en nanotubos de carbono, muy resistentes y flexibles, con los que se podrían fabricar las pantallas pero también antenas o una cámara frontal. Pero Apple y Samsung no estarán solas en esta carrera: a ellas se podrían sumar otros gigantes como Huawei o Lenovo, que presentó hace unos meses un prototipo de ‘smartphone’ que se dobla para colocar en la muñeca.

Los prototipos de pantalla flexible que se han mostrado hasta ahora dibujan un panorama muy atractivo. Hace unos meses, científicos de la Universidad de Queens presentaron un prototipo basado en una pantalla OLED de LG, con sensores que permitían saber cuándo se estaba doblando más o menos e interactuar en consecuencia con el usuario: pasar las páginas de una revista digital, mover el tirachinas que dispara un pájaro en el Angry Birds… Habrá que ver cómo avanzan este y otros proyectos en los próximos meses.

Tendencia a lo grande

Otra tendencia, que ya hemos experimentado con las ‘phablets’, parece que seguirá pegando con fuerza: pantallas mucho más grandes, que ocuparán la mayor parte posible del frontal del teléfono. En algunos casos, hasta el 90%, que es lo que se espera del Galaxy S8 (la mayoría de pantallas actuales ocupan alrededor de un 80%), lo que obligaría a quitar su botón central. Además de ser más grande, llegaría incluso a tener tecnología 4K y mayores facilidades para ser usada en la realidad virtual. Mientras tanto, la pantalla del Xiaomi Mi MIX ocupa el 91,3% del espacio, y se espera que la del hipotético iPhone 8 crezca de tal manera que, como ya hemos mencionado, el botón Home tenga que desaparecer.

A la espera de que algunos rumores se confirmen, lo que está claro es que el camino para disfrutar de una nueva generación de pantallas ya se está allanando, no solo por las especulaciones, sino sobre todo por las experiencias reales que empiezan a ofrecer algunas marcas. Parece que, finalmente, 2017 será el año en que las pantallas escriban una nueva línea en su constitución.

Fuente: Android Liberado