En Francia, es ilegal tirar alimentos a la basura que todavía se puedan consumir. Ellos deben donarlo a la caridad o a las instalaciones que procesan comida animal.
Millones de toneladas de comida perfectamente comestibles son puestas en nuestros vertederos cada año.
Más de un tercio de la comida producida en el mundo termina sin comerse. Francia está tratando de cambiar eso, de acuerdo al diario Le Monde, la Asamblea Nacional aprobó una ley radical que requerirá que los minorista donen la comida a la caridad o a las instalaciones que las procesan en comida animal antes de que se dañen o descompongan.
La ley fue promovida por el político Guillaume Garot, quien se escandalizó “al ver como derramaban el blanqueador en los basureros de los supermercados junto con las comidas que aun eran comestibles.”

El movimiento fue aplaudido por las organizaciones de medio ambiente y alimentos, quienes esperan que la ley sea implementada en otras partes del mundo. Los Estados Unidos es uno de los peores ofensores en cuanto a desperdicios de comida se refiere: la comida es la mayor cantidad de basura que se encuentra en los vertederos norteamericanos, alcanzando hasta los 35 millones de toneladas anuales.
El problema más grande de estas cantidades de desperdicios de comida es cuánto ha aumentado en los últimos años: Los estadounidenses lanzado 20% más comida de lo que lo hicieron en el año 2000, y 50% más de lo que lo hicieron en los 90s.
En algunos países, como en Reino Unido, han arrestado a personas por revisar los basureros y tratar de agarrar comida que ha sido desperdiciada por los supermercados. En protesta, un jefe de restaurante en Bristol, Inglaterra, comenzó un restaurante andante, de esos que se pueden mover fácilmente, sirviendo comida hecha exclusivamente de alimentos que los supermercados han tirado pero que aun son comestibles.
¿Qué deberíamos hacer nosotros por nuestros países? Simplemente apoyar y dar voz de lo que se está haciendo en países como Francia para lidiar con el hambre del planeta.

Te puede interesar: ¡Que no te engañen! Estos son los 5 alimentos que parecen saludables pero no lo son