Un novedoso estudio arqueológico apoya las teorías más modernas acerca de cómo la Biblia habría sido escrita en hebreo, unos 600 años antes de Cristo.

A través del análisis de una serie de inscripciones en fragmentos cerámicos, llevado adelante por la Universidad de Tel Aviv, los expertos sugieren que la alfabetización estaba muy difundida en el reino de Judá, hace 2.600 años.

Los fragmentos de cerámica estudiados, conocidos como ‘ostraca’, habían sido descubiertos durante las excavaciones de la fortaleza del desierto israelí de Arada, en el oeste del Mar Muerto, en 1960.

Se trata de textos escritos en hebreo antiguo, con tinta, sobre fragmentos de cerámica. Según el profesor de la Universidad de Tel Aviv, Israel Finkelstein, a cargo del estudio, estas escrituras recogen las órdenes militares del ejército judaíta.

Mediante el procesamiento digital de imágenes, los expertos lograron determinar que las 16 inscripciones fueron elaboradas por al menos seis autores diferentes. Al mismo tiempo, pudieron saber que la lectoescritura fue muy común entre los militares judaítas.

Las conclusiones del estudio apoyan las teorías modernas, que aseguran que la Biblia fue escrita en hebreo y podría haber sido una composición masiva de textos elaborados por varios autores y no una obra entera.

Video relacionado:

Te recomendamos: 10 Datos curiosos de la Biblia que debes conocer! 
También: Máquinas trascendentes: ¿La inteligencia artificial nos endiosará o nos destruirá? 
Ademas: 9 EVIDENCIAS DE QUE LOS UNIVERSOS PARALELOS EXISTEN