La corticosterona es la responsable de bloquear la información o quedarnos en blanco en un examen hasta que el peligro pase.

Alguna vez te ha pasado que ¿vas a presentar un examen o tienes que hablar en público y se te olvida todo?, es decir tu mente queda “en blanco”, esto se debe a la hormona glucocorticoide llamada corticosterona. Esta hormona la segregamos en momentos de angustia, cuando vamos a presentar un examen o dar algún discurso. Eso sucede debido a la ansiedad que produce la corticosterona que hace que nos quedemos en blanco.
Esta hormona glucocorticoide liberado junto al cortisol en la zona fascicular de la corteza,realiza un bloqueo de información justo en el momento en el cual la persona se encuentra tensa, sin embargo esta información se puede recuperar cuando “el peligro pase”, es decir cuando nos encontremos calmados.
El especialista en pedagogía Miguel Salas Parrilla explicó en su libro “Cómo preparar exámenes con eficacia”, como combatir el olvido en 10 sencillos pasos.
1. Asimilar el material antes de memorizarlo, esto lo puedes hacer muy fácil leyendo detenidamente y realizando esquemas 
2. El aprendizaje es como una escalera que hay que subir poco a poco, si nos saltamos un escalón lo más probable es que tengamos dificultad para asimilar los nuevos conocimientos.
3. Organizar el material, de nada sirve aprender una nueva información sin un orden, esto es importante para retener mejor la información.
4. Es mucho más fácil recordar algo que se asocia a varios recuerdos.
5. Hay que concentrarse más en el estudio, alejarse del ruido y de los teléfonos móviles, todo esto ayudará a que aproveches mejor el estudio.
6. Práctica lo estudiado y profundiza los conocimientos.
7. Intenta dominar la situación con normalidad, no cambies de puesto justo el día del examen debido a que en ese lugar te sentías seguro con anterioridad.
8. Todo lo que te ayude a memorizar es válido, puede que la mejor forma de hacerlo, por ejemplo si vas a aprender nombres es asociarlo con alguna actividad.
9. El repaso es fundamental para cualquier estudiante, no se trata de repetir a cada rato el texto sino más bien de releerlo cuando sea el momento indicado.
10. Prepara un simulacro, escuchate a ti mismo así verás cuales son tus fallos y los puedes mejorar con tiempo, de igual manera puedes practicar con uno de tus compañeros, esto también te puede ayudar.