Nuevas teorías sobre la vida en la tierra

Una de los principales trabajos de los científicos de todo el mundo es la de conocer y explicar cómo llegamos a habitar este planeta, tanto nosotros como el resto de los organismos vivos. Aquellos que se pasan la vida elaborando hipótesis de todo tipo acerca de cómo pudo haberse originado el primer organismo o microorganismo vivo en nuestro planeta Tierra (si ha surgido a partir de reacciones locales o algún elemento externo ha servido como proveedor de lo que conocemos como vida) tienen un nuevo camino que analizar.

Se cree que el primer microorganismo se originó hace alrededor de 4 mil millones de años a partir de elementos propios de la Tierra, los cuales se unieron para formar los aminoácidos. La hipótesis aceptada hoy en día es la llamada la “hipótesis del mundo de ARN”, que nos dice que el ARN se hizo a sí mismo, sin ningún factor que lo regule o tenga la receta para su creación. Pero ahora, luego de analizar más de 20 aminoácidos, científicos de la Universidad de Carolina del Norte han llegado a la conclusión de que esto es imposible, que el ARN debió recibir ayuda de un código genético anterior al que conocemos hoy en día.

Richard Wolfenden y Charles Carter, autores del estudio, nos dicen que “la traducción del código genético habría sido el nexo que conecta la química prebiótica con la biología”. Esto quiere decir que ese código genético primigenio fue el responsable de causar la unión y posterior creación de los aminoácidos, que luego dieron lugar al proceso de selección natural que domina y regula a la evolución de todos los organismos vivos que conocemos, desde los unicelulares hasta los más complejos que hoy conocemos y estudiamos, incluidos nosotros mismos.

Sin embargo, la comunidad científica aún toma con pinzas estos nuevos datos brindados, considera que todavía no son suficientes los estudios para tomar esta hipótesis como la oficial.

Te puede interesar: Astrónomo del Vaticano considera poco probable que exista vida extraterrestre