Escuchar géneros de música como el rock o el pop mientras se hace ejercicio aumenta la resistencia física hasta un 15%. Mantener una rutina de ejercicios durante meses no es una tarea fácil debido a que las personas terminan alejándose por falta de motivación y resistencia física.

El oído no solo sirve para escuchar sino que también ayuda a mantener un equilibrio y estimula al cerebro, según estudios indicaron que escuchar música trae buenos resultados al momento de realizar alguna actividad física o bien sea durante el reposo.

El estudio realizado por la Universidad de Brunel y publicado en la revista Journal of Sport & Exercise Psychology, estableció que los tipos de música como los géneros de rock y pop incrementa la resistencia física en el ejercicio hasta un 15%.

Escuchar estos géneros de rock y pop durante la actividad física tiene un efecto motivacional y además aumenta el potencial muscular, haciendo así que las personas tengan un poco más de empeño a la hora de ejercitarse. Asimismo, hicieron la prueba con personas voluntarias en caminadoras y concluyeron que al llegar al 75% de su capacidad cardiovascular, el rock permitía que las personas hicieran un esfuerzo más y así mejoraba su resistencia.

Otro estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Maryland, determinaron que el cuando se escucha música como el rock mientras se hace una actividad física beneficia el sistema cardiovascular. Sin embargo escuchar otro tipo de música como por ejemplo, Jazz o música clásica no tiene el mismo efecto, según los investigadores esto varia dependiendo de la actividad física o incluso el deporte.

Te recomendamos: ¿Sabías que la Música en el trabajo mejora la Productividad?
Ademas: YouTube: entérate por qué se ha popularizado los USB incrustados en la pared