Phonebloks, los móviles del futuro

Normalmente, cada año la mayoría de nosotros tiene más de un móvil, puesto que  los aparatos electrónicos están diseñados para que en una media de dos años, dejen de funcionar, incrementando así su compra. Gran parte de los problemas de los móviles radica en un elemento defectuoso que no puede ser sustituido por otro. La consecuencia de ello provoca que, al no ser un producto que pueda ser reciclado, se acumulen en los desechos electrónicos. Junto a los ordenadores, los móviles son la gran causa de las  montañas de basura de aparatos electrónicos inservibles que se forma en África. Además, se debe mencionar las consecuencias que tienen en la salud de los habitantes que residen alrededor de ellas.

Pero, ¿y si para ello hubiera una solución? Dave Hakkens ha diseñado los phonebloks. Se trata de construir móviles a partir de bloques que se encuentran conectados a una base. Cada bloque es un elemento, por lo que, al romperse uno, puede ser sustituido por otro, sin dejar que nuestro aparato electrónico quede inutilizable. Con ello, lo que se pretende es disminuir los desperdicios electrónicos con el fin de mermar aquellos elementos nocivos para nuestro planeta.

Lo característico es –además de poder reemplazar piezas defectuosas– que podemos personalizar a nuestro gusto nuestro teléfono. Por ejemplo, si nosotros lo utilizamos principalmente para escuchar música, podemos incorporar unos altavoces más grandes. Si por otro lado nuestra pasión es la fotografía, se puede colocar una cámara que tenga mayor resolución.

Aunque de momento sea simplemente una idea, lo más probable es que los phonebloks, cuando lleguen al mercado, revolucionarán el mundo tanto en el ámbito comunicativo como en el medio ambiente.

Fuente: Discovery