¿Por qué tener un trasero grande es el nuevo estándar de belleza?

La popularidad en internet de mujeres como Kim Kardashian ha llevado a comprender que a los hombres ya no les gustan las mujeres con cuerpo de modelo, es decir, muy delgadas.

chica trasero

“Antes todo era muy símple: las chicas tienen pechos y eso atraía a los hombres. A los hombres les gusta ver un par de pechos grandes y las chicas se los mandan a hacer de silicona para mantenerse siempre a la mirada de ellos“ — escribe Arina Kholina, columnista de la publicación rusa Snova- ”Desde Beyoncé hasta Miley Cyrus están casí literalmente cantando con su trasero, la mayor parte del tiempo que pasan en escena están meneando sus muslos“.

He aquí un apartado de un artículo reciente escrito por Patricia García, de la revista Vogue: “En Instagram las celebirdades más famosas son mujeres con traseros grandes. La sensualidad hoy en día está en las formas llamativas. Durante varias décadas todo fue distinto: un trasero grande era el motor principal de la industria del fitness, pero todo ha cambiado”.

Aún en 2013 tener un trasero grande era más un defecto que una cualidad, pero los gustos han cambiado.

La tendencia ya ha sido apoyada por Jennifer Lopez e Iggy Azalea. Los hombres dejaron de preferir a las ”planas“ y eso se convirtió en el tema principal de la mayoría de las revistas contemporáneas para hombres y mujeres.

Gordon Gallup, psicólogo evolutivo de la Universidad de Albany explica: ”La razón por la que nuestra sociedad le da tanto valor a la cintura delgada y los muslos grandes es que para una mujer que las posea es más fácil dar a luz a un individuo sano. Por eso si usted las tiene puede estar segura de que sus oportunidades de tener éxito con los hombres son al menos más grandes de que las de las demás”.

Aún más interesante es la alegría de los científicos gracias al cambio en el paradigma. Ellos dicen que las mujeres con muslos voluminosos son mucho más atractivas que las mujeres con cuerpos delgados desde el punto de vista reproductivo.

Por ejemplo, los investigadores de Oxford descubrieron que entre más sobresalga el trasero con respecto al resto del cuerpo más saludable y más inteligente tiende a ser su dueña. En otras palabras, si las chicas tienen un trasero grande eso es (salvo algunas excepciones) la garantía genética de que no son tontas y que tendrán descendientes sanos.

Otros científicos europeos demostraron que la sangre de las mujeres con formas prominentes tienen más moleculas del aminoácido Omega 3 que está directamente relacionada con la capacidad de trabajo y la vivacidad del cerebro. Eso explica por qué generalemente ese tipo de mujeres tienen hijos más inteligentes.

Está claro que el tamaño del trasero está ligado principalmente con la genética, si tu mamá te heredó unas nalgas grandes, alégrate. Continúa haciendo ejercicio y comiendo sanamente.

Y recuerda: lo más importante de una persona está en su interior.

Fuente: Discovery h&h