¿Realmente se te puede cortar la digestión si te bañas tras comer?

Una afirmación que siempre se ha hecho es la de que si te bañas inmediatamente tras comer se te puede cortar la digestión, en la mayoría de los casos. Pero… ¿cuánto hay de cierto en esto?

LOS NIÑOS SIEMPRE HAN VISTO SUS GANAS DE BAÑARSE, EN LA PLAYA O EN LA PISCINA, FRUSTRADAS POR LOS TEMIBLES CORTES DE DIGESTIÓN.

¿Realmente se te puede cortar la digestión si te bañas tras comer?
Siempre hemos tenido que lidiar con nuestras madres y nuestras abuelas que nos han instado siempre a no disfrutar del agua de la playa o de la piscina inmediatamente tras comer.

El miedo a los cortes de digestión, por su parte, no era tal en nuestro caso. ¿Alguna vez te has bañado tras comer? Probablemente sí, y probablemente no te haya pasado nada, pero… ¿es seguro esto?

Los cortes de digestión, también conocidos como hidrocución, se producen por un cambio brusco de temperatura. Por eso, en ocasiones, no es tanto el hecho de acabar de comer, como introducirnos en agua fría de forma inmediata.

Aún así, bien es cierto que tras comidas copiosas debemos ser precavidos al introducirnos en el agua. Pero, ¿qué tiene que ver comer con la temperatura? Pues que tras comer el cambio de temperatura resulta más brusco.

Un dato importante es que el riesgo a sufrir un corte de digestión es mucho más alto en las personas mayores que en los niños. Por eso, el hecho de esperar de una hora a dos para introducirse en el agua es una exageración.

ALGUNAS PERSONAS PIENSAN QUE LOS CORTES DE DIGESTIÓN NO EXISTEN, LO CIERTO ES QUE ES EL TÉRMINO COLOQUIAL E INADECUADO PARA LA HIDROCUCIÓN.

Realmente, el término “corte de digestión” es inadecuado ya que no se produce ningún fallo en el proceso digestivo, sino que se producen síntomas digestivos a raíz de la hidrocución.

Debemos ser precavidos, pero no ser exagerados. Los cortes de digestión pueden provocarnos un malestar y ocasionar ¡que nos ahoguemos! Así que mucha precaución, pero sin dramatizar en exceso.

¿Alguna vez has sufrido un corte de digestión?

No te pierdas: ¿Por qué a veces soñamos que “nos caemos al vacío”?