¿Sabías que el color de los juguetes puede influir en el temperamento y personalidad del niño?

esa conclusión llegaron investigadores de la Asociación Española de Pediatría. Según ellos los juguetes influyen en el crecimiento del niño, pueden favorecer el desarrollo de las funciones psíquicas, físicas, afectivas y sociales del niño.

Tal como el dicho: “Dime con quien andas y te diré quien eres”, aplicándolo a este descubrimiento, podríamos preguntar: “Dime de qué color es tu juguete y te diré que temperamento tienes“. Por ejemplo, los juguetes rojos crean dinamismo y motivan al movimiento, es recomendable para incitar a los niños tranquilos que necesitan actividad.

Por su lado, los de color azul favorecen la relajación y los ayudan a dormir, apropiados para niños activos, irritables e inquietos. En el caso de los amarillos, puesto que mejoran la concentación, ayudan al desarrollo de la inteligencia, y los juguetes naranjas denotan alegría y fomentan la actividad.

Así, los amarillos serían adecuados para niños con dificultades de concentración y los naranja para aquellos que pasan por una etapa de cierta tristeza. Finalmente, los de color blanco parece que promueven el descanso y la relajación.

Un experto afirma que no siempre la selección del juguete se ajusta a la edad del niños y sirve para estimular cada una de sus capacidades. Por ello, en los primeros años de vida y para motivar la afectividad del niños se aconsejan juguetes comomuñecos, ositos y otros animales, mientras que para estimular su motricidad, juguetes como pelotas, bicicletas, coches con pedales o juguetes de construcciones.

De modo que antes de regalarle un juguete a un niño piensa en su temperamento y sus necesidades ?

Fuente: Agencia EFE