¿Sabías que el uso de biberones y chupones pude causar problemas de lenguaje?

Los transtornos pueden ser simples problemas de pronunciación o implicar serias dificultades, como eltartamudismo o la imposibilidad de usar y entender el lenguaje. Estas patologías pueden tener distintas causas, como lesiones neurológicas o el labio leporino.

Los científicos de Chile trabajaron con niños de entre 3 y 5 años. Por un lado, estudiaron su salud y el desarrollo de su lenguaje y, por otro lado, hablaron en profundidad con sus padres para averiguar cómo se desarrolló su alimentación y el hábito de chupar desde su nacimiento hasta el momento de la investigación.


En primera instancia, encontraron que las familias que esperaron 9 meses antes de pasar del amamantamiento al biberón redujeron el riesgo de que su hijo desarrolle algún tipo de problemas del lenguaje.En cambio, los bebes que se chuparon el dedo o usaron un chupete por más de tres años teníantres veces más posibilidades de sufrir trastornos del lenguaje.

La doctora Clara Barbosa, la principal autora de la investigación, consideró que estas constataciones son importantes por el aumento en el uso de los biberones y los chupetes en las últimas décadas.

“Estos resultados sugieren que extender la costumbre de chupar una mayor cantidad de tiempo después del amamantamiento puede tener efectos no deseados en el desarrollo del lenguaje en niños pequeños”, afirmó la experta.

Tambien te puede interesar: 7 Errores en la crianza que impiden a los niños llegar a ser exitosos.