Sangre Artificial: El nuevo reto de la medicina para 2017

Un grupo de científicos de varios países se han propuesto el 2017 como el año en el cual comenzarán a probar la utilización de sangre artificial en seres humanos.

Para desarrollar esta sangre artificial esperan contar con donaciones de celular madre de adultos y del cordón umbilical de recién nacidos. Lo que se busca es crear un tipo de sangre universal que sirva para las personas que necesitan transfusiones regulares y a los pacientes de grupos sanguíneos poco comunes.

En las primeras pruebas se utilizaron pequeñas cantidades se sangres con el fin de descartar posibles efectos secundarios y estudiar a los pacientes durante un periodo de tiempo a ver cómo reacciona el organismo.

Si todo sale bien, el proceso pasará a la siguiente etapa que consiste en producir sangre artificial de manera masiva para uso médico.