Sólo el 0,007% del agua existente en la Tierra es potable, y esa cantidad se reduce año tras año por la contaminación.

El agua que bebes hoy ha estado dando vueltas en un ciclo, al rededor del mundo entero desde que los dinosaurios gobernaban la tierra.

Aunque la cantidad de agua dulce en el planeta se ha mantenido muy constante durante el tiempo, continuamente reciclándose por la atmósfera para volver de nuevo a nuestros hogares, la población ha aumentado grandemente. Lo que significa que cada año aumenta la competencia por agua limpia para tomar, cocinar, bañarse y poder sostener la vida.

La escasez de agua es un concepto abstracto para muchos y una realidad espantosa para otros. Ha sido el resultado de tantas fuerzas tanto naturales como políticas, económicas y sociales.

El agua dulce es una fracción muy pequeña de toda el agua del planeta. El 70% del mundo está cubierto por agua, pero solo el 2,5% de ella es dulce, el resto es salina. Incluso eso es demasiado, porque solamente el 1% es accesible, con mucha de ella atrapada en glaciares y nieve. En esencia, solamente el 0,007% del agua del planeta sirve para poder alimentar y subsistir a sus 6.800 millones de habitantes.

Debido a la geografía, el cambio climático, la ingeniería y la competencia y regulación de los recursos, algunas regiones parecen tener relativamente bastante agua, mientras otrasenfrentan situaciones de sequía y contaminación. En varios de los países desarrollados el agua potable es difícil de obtener, o tal vez sea una comodidad que requiere un laborioso trabajo para obtener.

Te puede interesar: ¿Por qué no te hundes en el Mar Muerto?
También: ¿Sabías que el demonio espinoso es un lagarto que jamás se agacha para beber agua?
Ademas: ¿Es posible viajar a través del tiempo?